02 diciembre 2009

Filosofía I : Pendientes


¿Herencia o Ambiente?
Una de las controversias de más larga trayectoria en la historia de la Psicología, ha estado entre los que creen que la inteligencia se hereda y los que la ven determinada por el entorno.
El movimiento eugenésico de principios del siglo XX se basaba en el temor de que, puesto que la gente con una capacidad mental más baja tendía a tener más niños que la gente con una capacidad mental más alta, el nivel medio de la inteligencia de la nación tendería a descender con el paso del tiempo.
El trabajo investigativo del profesor James R. Flynn, estadounidense que vive en Nueva Zelanda, ha revelado que el número de las preguntas contestadas correctamente en pruebas de coeficiente intelectual ha subido muy considerablemente en más de una docena de naciones en apenas una generación. Una cosa así no debería haber sido posible, según los supuestos y la lógica de los eugenesistas.
Para finales de la Segunda Guerra Mundial, el fanatismo racial de los nazis había desacreditado el papel de la herencia. Algunos incluso afirmaron que la ciencia había demostrado la igualdad intelectual de las razas.
En realidad, la ciencia no había demostrado nada en el tema de la capacidad intelectual de las razas, ni a favor ni en contra.
El catedrático Arthur Jensen de la Universidad de California en Berkeley marcó un hito en 1969 con un artículo científico que exponía los puntos débiles de las argumentaciones imperantes sobre el entorno, al igual que las investigaciones posteriores del profesor Flynn expondría los puntos flacos de las argumentaciones sobre la herencia.
Uno de las ironías del artículo clave de Jensen era que argumentaba que el desempeño educativo de los niños pertenecientes a grupos desfavorecidos podría mejorar significativamente, incluso aunque no hubiera una mejora correspondiente en el puntaje del coeficiente intelectual.
La investigación de Flynn ahora ha proporcionado una respuesta más sólida. La medida por la cual el rendimiento en la prueba de coeficiente intelectual ha mejorado en naciones enteras excede la diferencia de coeficiente intelectual entre negros y blancos en Estados Unidos o de otros grupos en otros países. ( versión resumida de Thomas Sowell www.tsowell.com.)

En resumen Jensen afirmó que: Las pruebas mentales tradicionales evalúan de manera regular el potencial intelectual de las personas que hablan en inglés en EE.UU, sin importar la raza. Los Coeficientes de heredabilidad implican que los genes contribuyen en forma esencial a las discrepancias de CI entre negros y blancos. Además de la brecha cuantitativa entre las razas( diferencia de unos 20 puntos a favor de los blancos), las personas de raza negra son mejores en memoria, manipulación de objetos y coordinación vasomotora, los blancos en cambio son mejores en razonamiento, pensamiento abstracto y uso del lenguaje. (Linda Davidoff, Introducción a la Psicología pág. 313.)
Qué opina al respecto?

8 comentarios:

panchi dijo...

Yo opino que la inteligencia es una mezcla de Herencia y Ambiente, no solo de una necesariamente. Esto ya que aunque los genes "determinen" a una persona, eso no significa que no pueda ser influenciado por el ambiente en el futuro. Un niño puede ser brillante, pero si está expuesto a un ambiente poco seguro es muy probable que esto lo afecte inmensamente.
La inteligencia es algo difícil de probar al igual que demonstrar. Sin embargo es algo que puede ser moldeado infinitamente. La herencia puede darle al hombre ciertas caracteríticas especiales específicas, el ambiente en cambio no las proporciona pero las puede cambiar. Por lo tanto, es posible decir qe la herencia al igual que el ambiente determinan la inteligencia en el hombre.

Daniel Alvez dijo...

Yo opino que la inteligencia y el CI es determinado únicamente por la herencia. Con la palabra "herencia" no me refiero específicamente a los genes de cada raza (como se menciona en el fragmento) sino más bien a los genes de cada individuo (relacionado con el conjunto de genes de los padres). Yo creo que cada persona nace con un CI determinado, y que no puede ser afectado por nada. Lo que sí puede ser infleunciado por el ambiente es el desempeño escolar. Esto incluíria las notas del colegio, la habilidad para tomar pruebas, etc. Esto sí puede ser influenciado por el ambiente ya que un niño que tiene padres abusivos o que tiene que salir a trabajar para poder alimentar a su familia obviamente no va a estar muy preocupado de su educación. Pero, en mi opinión personal, esto no significa que el CI o la intelignecia de la persona sea influenciado (para bien o para mal) por el ambiente. De esta manera, se podría concluir que el único determiante real de la inteligencia es la herencia.

- Gabriel Valderrama

Daniel Alvez dijo...

(No tengo IDEA porque sale que me llamo "DANIEL ALVEZ")

Gabriel..

Anderson dijo...

Yo encuentro que la inteligencia por un lado es determinada por la herencia, ya que hay personas que no estudian y son inteligentes por naturaleza. Cada persona se podría decir que nacen con una inteligencia natural, pero de que les serviría si es que no lo desarrollan. Por el otro lado, el ambiente tambien se necesita para la inteligencia, ya que la persona siempre va a ir desarrollando su inteligencia en el ambiente que esta viviendo. Entonces el ambiente va a moldear a la persona. Un ejemplo de la inteligencia determinada por el ambiente seria: una persona con retraso mental, o que alla nacido de una familia de retraso mental, va a nacer con una inteligencia baja, pero igualmente, éste puede desarrollarse a durante tiempo. Entonces, en mi opinion, yo creo que la inteligencia es determinada por la herencia, pero el ambiente es el que lo moldea, y es su decision tomar el buen camino, o el mal camino, ya que hay muchos tipo de ambiente.

Maria dijo...

En mi opinion la inteligencia proviene de el ambiente como tambien de la herencia. Es verdad que los genes transmitidos por los padres a los hijos causan un gran efecto en el desarrollo del niño. Aun asi, aunque parte de la personalidad de una persona sea determinada gracias a los genes, una persona puede desarrollar su forma de ser gracias a lo que percibe con lo que lo rodea. Esto significa que al estar expuesto a un ambiente de violencia, el niño puede desarrollar acciones que involucren la violencia ya que comienza a imitar a lo que ve. Esto no implica necesariamente que la familia le demeustre al niño violencia si no que la sociedad, como el ver television, peliculas o sectores del mundo que por las calles uno presencia escenas de violencia. Con esto uno puede decir que el ser humano desarrolla su froma de ser y las acciones que toma gracias a los genes que le transmiten es decir la herencia como tambien lo que percibe o ve alrededor de el como lo es el ambiente.

Sergio Quintanilla Venegas dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Hyon Ki dijo...

La inteligencia es una mezcla de herencia y ambiente. Obviamente los genes afectan al niño pero si nacen sanos y salvos, su ambiente es lo que afecta su futura inteligencia. Si el niño nacio con problemas durante su nacimiento, su inteligencia pudo haber sido afectado lo cual el ambiente no hace mucho efecto en su inteligencia. Su nivel de CI no sobre pasaría los 79, por su deficit del cerebro. Los niños que nacien, por decirlo normales, todos comienzan con un nivel de CI entre medio 90-109. Lo cual su ambiente es lo que provocara el cambio de la inteligencia. Como la educación, el ambiente en que vive, y en que clase económica pertenece. En fin, el ambiente y la herencia se mezclan para poder determinar la inteligencia del individuo.

Alfoogle dijo...

Primer problema: nadie ha definido la inteligencia y que sea aceptada por la mayoría. Si no hay definición difícilmente se puede analizar y aún menos medir.
Segundo problema: el CI o IQ es un falso análisis de la inteligencia dominado por una fuerte influencia socio-cultural.
Los test de concordancia entre gemelos demuestra claramente, y Anderson acierta plenamente, en que la inteligencia es fundamentalmente genética y el ambiente sólo la modifica parcialmente. Una buena comparación es cómo se expresa el color de las extremedidades de los gatos siameses: son oscuros porque los genes determinantes de este color se expresan con las bajas temperaturas; el ambiente influye sobre la expresión de los genes; si hay genes de color, habrá color, pero si se heredan genes alterados, no habrá color por mucho frio que le demos al gato.