15 marzo 2010

Los Simpson y la Filosofía.

Los Simpson y la Filosofía:
(abreviado de http://www.xtec.cat/~lvallmaj/biblio/simpson2.htm sobre el texto
"The Simpson and Philosophy" , editado por William Irwin, Mark T. Conard y Aeon J. Skoble.)
Maggie: -Bart: Nunca había oído a Maggie reírse tanto.
-Lisa: ¿Cuándo fue la última vez que papá le prestó un poco de atención? -Bart: Cuando se tragó la moneda. No se apartó de su lado.
En este episodio se pone en escena la tesis de Sartre: gracias al amor y la atención de los padres, Maggie comienza a expresarse a través de las palabras.
Pero cuando no reciben afecto y cuidados, los niños se sumen en el silencio y, a falta de palabras, es probable que no desarrollen una gran autoestima.» (Cap. 3)


Marge: En medio de esos extremos éticos, Marge se destaca como una piedra de toque de la moralidad. Para solventar los dilemas que se presentan, sencillamente deja que la razón oriente su conducta hacia un ponderado y admirable equilibrio entre los extremos. Se diferencia de Flanders porque éste siempre acata lo que la religión ordena sin importar si a él le parece bien hacerlo. Marge es religiosa, pero su conciencia, bien desarrollada, le permite hacer sólo aquello que haría una persona decente y razonable, incluso cunado sus decisiones entran en conflicto con las directrices impuestas por la autoridad de su credo. Lo anterior sugiere que la filosofía moral implícita en las acciones de Marge podría tener mucho en común con la del gran filósofo de la antigüedad Aristóteles.» (Cap. 4)

Bart:
La identidad de Bart se ha forjado sobre su rebeldía, el desafío a la autoridad. Por consiguiente, cuando la autoridad desaparece, Bart pierde su identidad, ya no sabe quién o qué es. Curiosamente, en su enorme sabiduría, Lisa le recomienda que se invente una nueva identidad, esta vez dócil y bondadosa, la del santurrón, pre­sumiblemente a la manera de Ned Flanders, alguien que se deje pisotear por otras personas (como Homero). Como no tiene idea de por dónde comenzar, Bart le pide a Lisa que le explique cómo hacerlo. Y, de nuevo, en lugar de encarnar el ideal nietzscheano del que se crea y se supera a sí mismo, el ser que activamente confiere un estilo a su personaje y forja nuevos valores, Bart sigue intentando distinguirse mediante la reacción, en respuesta a los demás, con la mediación de los demás (de Lisa, que le indicará lo que debe hacer, y a través de aquellos que, presumiblemente, lo pisotearán). En un «entorno represivo», Bart es la antiautoridad, hace todo lo que le prohiben sus padres y maestros: el crío es así, y no es más que eso. Desprovisto de ese entorno, Bart se encuentra confuso y busca aferrarse a alguien que lo ayude a definirse y reinventarse a sí mismo.» (Cap. 5)

Mr. Burns:
¿Cómo es posible que Burns sea infeliz? Posee su propia Xanadú (…), una planta de energía nuclear que dirige con mano férrea, un Rolls Royce conducido por un chófer, el control de la sección local del partido republicano, un vasto guardarropa fabricado con los materiales más raros, un asistente a quien se le cae la baba por él y dieciséis lebreles de competición premiados. Monty además es dueño de la Compañía de Construcción Burns y la torre de extracción petrolera de Perforación Inclinadas Burns, así como propietario fundador de la planta de Grasa Animal Patentada Pequeña Lisa, además de inventor de la Omnired de Burns Tiene en su poder la espada Excalibur del Rey Arturo, el único desnudo fotográfico de Mark Twain y ese raro primer borrador de la Constitución que contiene la palabra «mamones». Incluso ha conseguido volver a encontrarse con su osito de peluche, Bobo. ¿Cuál es entonces su problema? El señor Burns tiene tres problemas que le impiden alcanzar la felicidad...» (Cap.12)

Ahhh, subí las slides en formato ppt.

2 comentarios:

Lucía dijo...

Me puede ayudar con la interrogante que escribi en el blog mio?

Porfavor se lo pido

Lucía dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.